África debe abolir las leyes coloniales contra el cannabis para desbloquear una industria de US$ 7 mil millones


Por Cool Ruler
@rcoolruler

Según The African Cannabis Report (ACR), la industria africana del cannabis tendría un valor potencial de más de US$ 7.100 millones anuales para 2023. Sin embargo, hay una advertencia: la industria del cannabis debería ser totalmente legal y regulada. El informe estableció que "el consumo, el comercio y el cultivo de cannabis son principalmente ilegales en todo el continente africano, con estrictas medidas punitivas". 

En Kenia, se informa que la unidad antinarcóticos ha llevado a cabo "una intensa campaña para detener el cultivo y el comercio de cannabis". El ACR dice que grandes extensiones de plantaciones de cannabis son arrasadas o incendiadas cada año. Gabón castiga el uso de cannabis con penas de prisión de seis meses a dos años. La lista de castigos estatales severos impuestos contra el cultivo o el consumo de cannabis es bastante larga y sólo Zimbabwe, Sudáfrica y Lesotho tienen marcos regulatorios que permiten el cultivo de marihuana. Sudáfrica ha ido un paso más allá y despenalizó el cultivo privado y el consumo.

A pesar de la actitud legal intolerante hacia el cannabis en la mayoría de los países, el informe dice que su uso es ampliamente tolerado por el público. Incluso se podría argumentar que el consumo de marihuana está arraigado en muchas sociedades africanas ya que hay pruebas de que se ha utilizado con fines recreativos y medicinales durante generaciones. Por ejemplo, alrededor de las tres cuartas partes de los basotho de Lesotho han cultivado y utilizado el cannabis como medicina durante más de un milenio. 

Las políticas punitivas de drogas son, por lo tanto, un legado del colonialismo que ahora no descansa en nada más que la pereza intelectual y el colonialismo internalizado. Las leyes en muchos estados africanos están "repletas de racismo", como lo señaló un fallo de la corte sudafricana en 2018. Con el crecimiento de la industria del cannabis, existe la oportunidad de enterrar leyes racistas mientras se empodera a las poblaciones. Este no es el momento de seguir romantizando las leyes conservadoras y opresivas del colonizador. Este es el momento de liberar verdaderamente el continente, hacer miles de millones y enriquecer a las comunidades.

Fuente: Tatenda Gwaambuka (African Exponent)

Publicar un comentario

0 Comentarios