Looking For Anything Specific?

Header Ads

La piedra angular de la unidad afroamericana


Por Santi Herrera
@arrobapente


█  El-Hajj Malik El-Shabazz: Malcom X

Malcolm X nació el 19 de mayo de 1925 bajo el nombre de Malcolm Little en Omaha, Estados Unidos. Su padre, Earl Little, seguidor de Marcus Garvey y líder local de la Asociación Universal de Desarrollo Negro y Liga de Comunidades Africanas (UNIA, por sus siglas en inglés), murió cuando él apenas había cumplido los seis años. Aunque oficialmente falleció atropellado por un tranvía, la comunidad negra siempre cuestionó esa versión, asegurando que el hombre había sido asesinado por un grupo supremacista blanco llamado Black Legion, que formaba parte del Ku Klux Klan.

Malcolm X era uno de los alumnos más brillantes de su escuela secundaria, pero abandonó sus estudios después de que uno de sus maestros le dijese que su aspiración de ser abogado no era "ningún objetivo realista para un negro". Después comenzó a vivir en albergues del Gobierno, dado que su madre había ingresado en un psiquiátrico tras la muerte de su padre.

Con 16 años, Malcolm X se trasladó a Boston junto a su media hermana y allí trabajó como limpiabotas. Por aquellos años empezó a ser conocido como Detroit Red, se involucró en el hampa y se convirtió en un criminal callejero, vinculándose con el tráfico de drogas, la prostitución y el robo organizado. Con 21 años acabó condenado a 10 años de cárcel.

Ya en prisión, conoció a un hombre llamado John Elton Bembry (mencionado como Bimbi en la autobiografía de Malcolm X) que lo impulsó a educarse a sí mismo. Así fue que durante aquellos años de encierro Malcolm desarrolló su apetito por la lectura, al tiempo que mantenía correspondencia con Elijah Muhammad, líder de los musulmanes negros.

Años más tarde, el activista se referiría a su estadía en la cárcel de la siguiente manera: “Pasaron meses en los que pensaba que no estaba encarcelado. De hecho, hasta entonces, nunca había sido tan verdaderamente libre en mi vida”.

En 1952 salió de prisión y se adhirió a la Nación del Islam, un movimiento que predicaba la redención negra mediante la conversión a la religión musulmana unida a un activismo radical en pro de los derechos civiles de los afroamericanos. Aquel año fue clave en su vida, no sólo por recuperar su libertad, sino también por iniciarse como militante y por cambiar su apellido por aquella distintiva X: "Mi 'X' reemplaza el nombre de amo blanco que algún diablo de ojos azules llamado Little impuso a mis antepasados paternos", explicó.

Malcom X junto a Muhammad Ali, amigos y referentes en la lucha por los derechos civiles afroamericanos

Durante los doce años siguientes fue la cara más visible de la Nación del Islam, fundando un periódico (el Mudammad Speaks) y siendo el principal responsable de la organización en Nueva York.

En aquellos años su fama aumentó, se reunió con Fidel Castro, fue acusado de comunista y de apóstol de la violencia. Finalmente, abandonó la Nación del Islam en 1964 tras un enfrentamiento con Elijah Muhammad. Además, había cambiado su actitud hacia los blancos y desechó la ideología de su organización religiosa en favor del islam ortodoxo.

Malcolm X realizó en 1964 dos viajes a La Meca en los que se contactó con líderes africanos. Según su autobiografía, estos viajes le permitieron ver a los musulmanes de diferentes razas interactuar como iguales y llegó a creer que el Islam podía superar todos los problemas raciales. Fue allí donde incorporó a su discurso la lucha contra el imperialismo norteamericano. También fundó la Organización de la Unidad Afroamericana (OAU, por sus siglas en inglés), un grupo secular que abogaba por el nacionalismo negro.

Malcolm X fue asesinado el 21 de febrero de 1965 mientras pronunciaba un discurso en el Audubon Ballroom de Manhattan. Cuando comenzó a hablar en una reunión de la OAU estalló un alboroto entre la multitud. Alguien gritó: “¡Negro!, quita las manos de mi bolsillo”. Segundos después, un hombre disparaba en el pecho a Malcolm, convirtiéndolo en uno de los mártires de la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos.

Publicar un comentario

0 Comentarios