La dolorosa historia detrás de "1865 (96º In The Shade)"


Por Emi Graffignano
@emigraffignano

1865 (96º In The Shade), de Third World, debe ser uno de los clásicos más cantados de la historia del reggae. La melodía reconocible y la pasión vocal en su ejecución hace mover hasta las rocas, pero detrás de la música, esta canción relata uno de los hechos más oscuros en la historia de Jamaica: la Revuelta de Morant Bay

Corría el año 1865 y pese a que la esclavitud había sido abolida en el Caribe británico en 1938, muchos antiguos esclavos continuaban siendo explotados y marginados por la aún dominante sociedad blanca (tanto europea como criolla). Claro, la esclavitud había sido el motor de la economía imperialista en las mal llamadas Indias Occidentales y los aristócratas colonos no iban a renunciar tan fácilmente a sus asuntos comerciales, en especial en las islas caribeñas donde abundaban las plantaciones y donde la mano de obra barata "debía" equilibrar los altos impuestos que se allí se cobraban. Aunque en los papeles la esclavitud era considerada ilegal, en la práctica seguía ocurriendo.

Así fue que surgió una nueva casta social, la de los trabajadores libres de las plantaciones, que pese a ser una pieza fundamental en el desarrollo económico de las islas, tenían que lidiar con bajas remuneraciones, desempleo, altísimos costos de vida, impuestos imposibles, desamparo legal, casi nula representación política y gran dificultad para acceder a la salud y la educación. 

A raíz de ello, el predicador Paul Bogle se concentró en mejorar las condiciones de los pobres. La conciencia de las injusticias sociales y las quejas de la gente crecieron, por lo que Bogle decidió dirigirse junto con un grupo de pequeños agricultores desde Stony Gut, en la parroquia de Saint Thomas, hasta Spanish Town, recorriendo unas 45 millas (72 kilómetros), con la esperanza de reunirse con el gobernador colonial John Eyre para discutir sus problemas, pero se les negó una audiencia ("Excellency, before you I come with my representation, you know where I'm coming from" / "Excelencia, ante usted vengo con mis representados, ya sabe de dónde vengo"). La gente de Stony Gut perdió la confianza en el Gobierno y los partidarios de Bogle comenzaron a crecer en número ya en toda la parroquia.

La tensión racial iba en desenfrenado aumento hasta que el 7 de octubre de 1865, un hombre negro libre fue llevado a juicio, condenado y encarcelado en Morant Bay, capital de Saint Thomas, por ocupar una plantación azucarera abandonada, lo que encendió una mecha muy corta en la comunidad campesina de Jamaica. Durante el proceso, James Geoghegon, un espectador negro, interrumpió el juicio. En los intentos por capturarlo y sacarlo del juzgado estalló una pelea entre la policía colonial y otros campesinos que derivó en dos policías heridos por el ataque que la turba efectuó con palos y piedras. El tribunal emitió órdenes de arresto contra varios hombres por disturbios, resistencia al arresto y agresión a la autoridad. Entre los que tenían órdenes de arresto se encontraba Bogle. Pero la situación no quedaría ahí.

Paul Bogue

En respuesta, Eyre envió tropas realistas bajo el mando del general de brigada Alexander Nelson para perseguir a los rebeldes y llevar a Bogle de regreso a Morant Bay, donde se había decretado la ley marcial, para su juicio. Relatan las crónicas de la época que el calor era agobiante, pero más aún lo sería para los negros la opresión militar ("96 degrees in the shade, ten thousand soldiers on parade" / "96 grados (NdR: expresados en Farenheit, traducidos a unos 35,5 ºC, totalmente sofocante en el octubre caribeño) a la sombra. Diez mil soldados desfilando"). Las tropas se encontraron con una resistencia sin organización y mal armada, pero haciendo caso omiso de su superioridad y en un grotesco abuso mataron a los campesinos indiscriminadamente, incluso cuando la mayoría no habían estado involucrados ni en los disturbios en el tribunal ni en la rebelión posterior. "Matamos a todos, hombres, mujeres y niños", anotaría en sus memorias un soldado británico. El saldo dejó 439 jamaiquinos negros asesinados y 354 arrestados, muchos de los cuales luego fueron ejecutados, incluso sin juicios adecuados ("You caught me on the loose, fighting to be free, show me your noose under cotton tree, entertainment for you, martyrdom for me" / "Me atrapaste suelto, luchando por ser libre, mostrame tu nudo debajo del árbol de algodón, entretenimiento para ti, martirio para mí"). Sin embargo -y llamativamente- serían los cimarrones de Moore Town quienes apresarían a Bogle y lo entregarían a las autoridades coloniales.

Creyendo que los negros no podrían haber planeado tales eventos por sí mismos, Eyre hizo arrestar al representante George William Gordon, un empresario y político jamaiquino mulato abiertamente crítico con el gobernador y sus políticas, acusándolo de ser el autor intelectual de la rebelión. A pesar de tener muy poco que ver con eso, Gordon fue rápidamente condenado y ejecutado. Fue arrestado en Kingston, donde no se había declarado la ley marcial, por lo que se ordenó transferirlo a Morant Bay, donde Eyre lo hizo ahorcar dos días después de iniciado el juicio, un 23 de octubre. Bogle, por su parte, no corrió con mejor suerte, ya que fue ejecutado dos días después que Gordon junto con otros 14 campesinos, incluido su hermano Moses.

La Revuelta de Morant Bay y la brutal respuesta del Gobierno colonial fue observada atentamente por pobladores esclavos de otras zonas del Caribe a la espera de una emancipación que no llegaba, alcanzando una fuerte repercusión en países como Cuba o Puerto Rico, dominados en aquel entonces por el Imperio Español que aún mantenía sus leyes esclavistas. Bogle y Gordon adquirirían más adelante el status de Héroes Nacionales de Jamaica, convirtiéndose en dos de los más importantes mártires en la historia americana. Ya lo dijo Third World"Some may suffer and some may burn, but I know that one day my people will learn, as sure as the sun shines, way up in the sky, today I stand here a victim the truth is I'll never die" / "Algunos podrán sufrir y otros podrán arder, pero sé que un día mi gente sabrá, tan seguro como que el sol brilla en el cielo, hoy soy una víctima, la verdad es que nunca moriré".

George William Gordon

El nacimiento de un canto de memoria y justicia

1865 (96º In The Shade) es el corte principal  del segundo álbum de Third World, lanzado en 1977, y hasta el día de hoy sigue sonando con un fuerte mensaje. "Esa canción fue escrita en la sala de ensayo de Vale Royal (ahora residencia oficial del primer ministro de Jamaica). Esa vez el padre de Cat Coore (guitarrista y violonchelista de la banda) era Ministro de Finanzas y Viceprimer Ministro, así que utilizamos las instalaciones para jugar al fútbol y ensayar", recordó irónicamente el vocalista William Bunny Rugs Clarke, quien falleciera en 2014, en una entrevista dada años atrás al The Sunday Gleaner. "¿En el corazón del edificio colonial escribís una canción sobre un hombre que fue colgado por las potencias coloniales?", reflexionó orgulloso en aquel entonces.

"Una vez que se realizó el concepto, comenzamos a centrarnos en la seriedad de lo que realmente diríamos sobre aquel hecho. Lo serio que fue. No pudimos lidiar con eso como si fuera otra canción. No resultó como sólo otra canción", afirmó Clarke en la entrevista.

Según el relato, Ibo Cooper (ex guitarrista del grupo) comenzó a tocar algo a lo que se sumó el ex baterista Willie Stewart. El resto sólo fluyó, por eso es que la canción está registrada a nombre de todos los miembros de Third World de aquel entonces. Una semana después de eso, la banda estaba terminando lo que sería su hit en el estudio de Chris Blackwell en Inglaterra.



Publicar un comentario

0 Comentarios