Equilibristas y aprendices del reggae


Por Bruno Miquitiansky
@BMiquitiansky

En una ciudad donde vimos nacer a los grandes referentes del rock nacional argentino, levantar la bandera del reggae no es tarea simple, pero si un ícono del género te ayuda a sostener el estandarte, mucho mejor. Kandan lleva más de siete años caminando las rutas reggaeras de todo el país y como buenos rosarinos, amantes del rock y del fútbol, lograron mixturar muchos de los estilos, llenándolos de letras inspiradoras, positivas y empoderadoras. Con un sonido que ha ido mutando, Kandan se abre paso en un escena compleja pero que permite pensar que todo es posible y que el horizonte no tiene límites. En la tierra que vio flamear por primera vez la celeste y blanca, los Kandan se presentan como los embajadores del drum&bass y representan el sonido jamaiquino. Hablamos con Emmanuel Sánchez, voz líder de Kandan e hicimos un repaso por el pasado, presente y futuro de la banda. Punto y Aparte.

¿Cómo es hacer reggae en la ciudad cuna del rock nacional?

Hacer reggae en la ciudad cuna del rock es muy difícil pero no imposible. Es una ciudad que tuvo y tiene exponentes a nivel nacional e internacional que asombran. Eso hace que para cualquier género fuera del rock se haga complicada la escena. Pero con trabajo creemos que se puede poner al reggae nuevamente en la posición que supo estar años atrás.

¿Cómo ven la escena reggae en otras provincias?

Es una pregunta genial. En nuestras charlas y ensayos solemos llegar “casi” siempre a la misma conclusión. Tuvimos la oportunidad de conocer y viajar por varias provincias de Argentina (en las redes también lo vemos reflejado), y es que en muchas ciudades vemos que el movimiento del reggae o mejor dicho, el “movimiento under” del reggae es mucho mayor en todas las ciudades y no así tanto en Rosario. Lo vemos en Córdoba, en Santa Fe, en Mendoza, y ni hablar de Buenos Aires, entre otros. Es llamativo cómo Rosario tiene tan pocas bandas actualmente del género y ciudades más chicas de población tienen el doble de proyectos. Hay para todos los gustos en los diferentes lugares, con las mezclas y estilos de cada región. Si cabe destacar que el nivel bandas que hay en Rosario y en las demás ciudades es altísimo. Quizás todo esto que pasa en nuestra ciudad tenga que ver con la pregunta anterior de que es una ciudad muy rockera.

El tener como padrino a un ícono del reggae argentino y latinoamericano como Guillermo Bonetto, ¿les abrió otras puertas?

Tener como padrino a Guillermo no sólo nos abrió puertas, sino que además sentimos que nuestro material llegó a lugares que quizás sin su ayuda o sin su nombre no hubiéramos podido acceder. Y también tener la chance por esto mismo de poder trabajar juntos tocando en diferentes fechas a lo largo del año. No sólo sentimos que es una enciclopedia de aprendizaje para nosotros, sino que también lo tomamos como un mimo al alma. Un referente como él siempre te trae buenas nuevas.



¿Cuál fue la repercusión de Punto y Aparte

Punto y Aparte es un disco que lo gestamos con mucho tiempo, esfuerzo y laburo, y eso a la larga se notó en la repercusión, porque es un disco que lo hicimos como creíamos que tenía que ser. Tan complejo y simple a la vez. Sin ningún lineamiento más que el que nos llevaba cada canción. Eso se nota en la respuesta de la gente. Que temas tan dispares entre sí puedan gustar y puedan dejar algo, no es poca cosa. Hoy lo vemos como un retrato y un aprendizaje de una época de la banda. Y el público lo toma con la misma energía que fue plasmado. Se escuchó por todas partes y muchos temas llegaron a lugares que ni pensábamos como México, Perú o Chile. Eso creemos que para el primer disco de una banda es increíble.

¿Quién fue el creador del arte de tapa del disco?

El arte de tapa es un “delirio conceptual” de la artista plástica Ivana Scarpín y Marcos Bosquiazzo, con las premisas que se habían charlado en las juntadas con la banda y en los ensayos. La tapa remarca mucho el mensaje de las letras que están en el disco, que es ver lo “empaquetados” que vivimos como sociedad, lo frágiles que somos y lo lindo que es abrirnos a nuevas experiencias y diferentes modos de ver nuestras vidas. El niño que intenta darle magia a esas cabezas que tan cerradas están.

¿Quedó mucho material afuera?

Quedó material afuera porque el disco nos llevó dos años terminarlo. Y en ese tiempo pudimos crear nuevas canciones que las empezamos a incluir en el repertorio del vivo y que quizás hubiera estado genial que aparecieran para reflejar el momento de la banda. Pero quién sabe, quizás el próximo disco tenga esas y muchas otras más en diferentes versiones.

Han compartido escenario con muchos referentes del reggae argento e internacional. ¿Con quién les faltaría completar el álbum de figuritas?

¡El álbum de figuritas ya lo llenamos varias veces por suerte! (risas). Se nos dieron shows increíbles de bandas que admiramos desde que arrancamos. Y de bandas que te dejan marcado a fuego por lo que tocan y por lo que representan. No podríamos nombrar a todas las bandas que nos faltan porque no terminaríamos más de todo lo que nos gusta. Pero lo que sí podemos decir es que con cada banda que compartimos del under o del circuito más grande, nos damos cuenta que son únicas y nos dejan algo que nos hace ver la música y nuestra música como un canal de mensajes y conexión cada día más fuerte con el público.

¿Quiénes han sido las musas inspiradoras de Kandan?

Desde Marley, pasando por Steel Pulse, Black Uhuru, Alborosie, y mil más. Bandas locales como Riddim, Nonpalidece, Los Cafres, El Natty Combo. Y agregándole tintes rockeros rosarinos de nuestro agrado también. Es imposible quizás en nuestra banda establecer una corriente o una musa 100% en todo. Lo que veíamos que nos gustaba en una banda intentábamos entenderlo y recrearlo, y así con pedacitos de mil bandas que nos “flasheaban” a cada uno de los integrantes que tiene Kandan. Quizás por eso la banda pasa por muchos géneros y estadíos diferentes, ese eclecticismo de gustos musical se nota en vivo y en el disco.



Hubo un movimiento de piezas dentro de la banda. ¿Fue difícil encontrar nuevos músicos que se acoplen al sonido ya existente?

Como toda banda o proyecto que tiene años de shows tiende a mutar y a reinventarse. Nosotros no fuimos la excepción y también lo hicimos. Kandan es una banda que estuvo mucho tiempo con cinco integrantes y eso hizo que se forjara un “sonido particular” con menos piezas. Hoy vimos la necesidad de buscar nuevas sonoridades a nuestro repertorio para darle otros colores, texturas y es por eso que volvimos a reinventarnos -sin perder de vista el concepto que veníamos gestando- y agregamos vientos. Adaptarse al ritmo que traíamos es difícil para todo músico que se suma. Los chicos nuevos lo hicieron genial, pero más difícil fue para nosotros entender que los temas que sonaban de una manera, ahora buscamos que suenen de otra. Eso nos llevó meses (en los cuales no tocamos), pero creemos que las cosas se fueron acomodando y hoy la formación es ésta con un sonido renovado. El recambio de jugadores hizo que planteáramos todos los temas viejos y nuevos desde otra perspectiva, tuvimos que aprender a dejar lugares donde antes no lo había y eso hizo que nos redescubriéramos aún más como banda.

El recambio de jugadores en el equipo incorpora nuevos sonidos y estilos. ¿Cómo suena Kandan hoy?

Hoy Kandan suena a una banda que se la juega con un estilo medio reggae rocker, con la potencia que le agregan los metales. Es la misma de siempre, pero diferente. La renovación de sonidos hizo que viéramos los arreglos y el género desde otro punto de vista. 

¿Cuál es la proyección de Kandan con la nueva formación?

La proyección de Kandan con la nueva formación es llegar al próximo disco ya ensamblados y acostumbrados a generar esas texturas y melodías con nuevos instrumentos. Es muy difícil descifrar qué va a pasar en el próximo disco o en los próximos años. Pero si de algo estamos seguros es que vamos a tocar y mucho. Y vamos a dedicarle el tiempo que creamos necesario al nuevo material. 

¿Están trabajando en un nuevo disco?

Desde el día que lanzamos Punto y Aparte ya estábamos trabajando en el nuevo material. Si bien no maquetándolo, sí creando temas que quedaron afuera del primero que valen la pena incluir y nuevos temas que fueron saliendo. Nos emociona saber que son muchos los tracks que ya tenemos y que de seguro van a estar en una segunda edición. Aún no sabemos cuándo, pero pronto arrancaremos a gestarlo.

La situación actual del país y del mundo, ¿genera material para componer? 

La situación actual de nuestro país y de todos los países latinoamericanos nos generan material para componer siempre. La realidad, el día a día, tanto lo bueno como lo malo. Hay mucha información al instante que nos inspira para poder llegar y dejar un mensaje. Estamos frágiles como hermanos y como sociedad, por eso creemos que nos toca poder comunicarlo de la manera más sana posible. Debemos hacerlo porque eso somos, comunicadores.

¿Hay planificación para extender el sonido de Kandan fuera de las fronteras argentinas?

Sí, de hecho han salido muchísimas propuestas para poder tocar en el exterior. Pero requieren de un planeamiento y una inversión que como banda under muchas veces es “casi” imposible de encarar. Pero sí creemos que con trabajo vamos a lograr extender nuestras alas, porque siempre que mostramos el material en las afueras de nuestro país gustó y eso nos da la pauta de que podemos llegar a volar. Quizás pronto.


Publicar un comentario

0 Comentarios