Cata de Discos: One Shot


Por Emi Graffignano
@emigraffignano


█  Lo breve y bueno, es doblemente bueno

Como todo en la vida es circular, los caminos siempre vuelven al comienzo y el ciclo se reinicia. No lo digo yo, lo dice la ciencia: "la materia no se crea ni se destruye, sólo se transforma", expuso Antoine Lavoisier en 1785. La música, como parte indispensable de esta existencia, corre por la misma vía. En Argentina -y en otras partes del mundo, claro-, la escena del reggae ha vuelto a mirar a los géneros embrionarios y sus vertientes: el rocksteady, el ska, el early, por nombrar algunos. Eso conformó en nuestro país, y más precisamente en Buenos Aires, un circuito under muy fuerte y consolidado. 

La calidad de las bandas que lo integran, así como los productores locales que con ellas trabajan, han causado que los labels europeos líderes en el rubro posaran sus miradas sobre ellas. Tal es el caso de Skatax y su más reciente producción One Shot, que ha despertado el interés del sello español El Paso Records, el cual decidió editar el material en vinilo, una celebrada costumbre que han retomada las bandas, pero principalmente las de estos géneros. Otra vez el ciclo se repite, hasta en los formatos. Un dato no menor es la intervención del estudio Kingston Factory, de larga trayectoria con los sellos europeos y con el estilo musical. Este formato fue el que recibimos para "catar". De España a Buenos Aires, y de Buenos Aires a la redacción de Revista Cool Ruler

En concreto, este EP concuerda a la perfección con el nombre con el que fue bautizado. One Shot es una probadita de lo que Skatax puede traernos a futuro. Un disco alegre, pulcro y respetuoso de los sonidos originales. Casi funciona como un resumen de las variantes del ska.


El disco inicia con El Cantinero, un ska jamaiquino al mejor estilo Skatalites con los bronces como principales protagonistas, tanto en conjunto como en sus pasajes solistas. Un tema que "va al frente". No detiene su marcha. De esos que se bailan a puro sudor mientras un frontman grita en su micrófono un mántrico "ska, ska, ska". En su segunda pieza, Soul Sister diluye ese espíritu ska con un poco de reggae. Pero el espíritu es el mismo, la base es fundacional.

El Lado B de este material -a esta altura, una linda pieza para cualquier discoteca personal- se presenta con Western Song, un tema de un subgénero muy de nicho del ska que, particularmente, comencé a descubrir y disfrutar hace unos pocos años: el western ska, una balada instrumental con tempo de folklore jamaiquino. En resumidas palabras, un ska digno de pistoleros y cantinas. Finalmente, el EP se despide con Tranquilo y Rimbombante, retomando con el concepto de apertura del álbum, con muchos rulos y una agradable y redonda presencia del bajo que da marco al saludo de cada uno de los instrumentos.

El álbum presenta un arte de tapa de esos que nos gustan -y mucho- en esta redacción: vintage. Una paleta de colores verdes contrasta con otra de tonalidades rojas de manera muy cuidada. Además, en su interior, también está presente el diseño: un sobre con toda la información técnica y los créditos son de esos detalles que, al coleccionista, no se le pasan por alto. Así, como se hacía antes.

One Shot es una pastilla refrescante que despierta ganas de más. Es un teaser de lo que Skatax seguramente debe traer entre manos. Si ese era su objetivo, déjenme felicitarlos, porque yo ya estoy esperando ese LP.

Ficha Tecnica

Álbum: One Shot
Año: 2019
Producer: Esteban Descalzo y Mariano Gallegos
Mix & Recording: Esteban Descalzo en Kingston Factory (Buenos Aires) 
Artwork: Pedro Poyatos - Bingo Bango Studio
Label: El Paso Records (España)
Formato: Vinilo
Tracklist:

A1. El Cantinero
A2. Soul Sister

B1. Western Song
B2. Tranquilo y Rimbombante


Publicar un comentario

0 Comentarios