En la órbita del reggae


Por Emi Graffignano
@emigraffignano

Yataians es todo un caso fuera de serie en el reggae nacional. Nacido prácticamente por fuera de las esferas de la movida local, han cultivado un estilo diferencial fundado principalmente en un sonido vintage cercano al rocksteady pero con deliciosos guiños al roots que ha ido evolucionando hasta un temprano dancehall. Con una apuesta a las letras en inglés y una reciente incursión al español, esta banda orbita en la galaxia del reggae argentino con una propuesta distinta y superadora, pulcra y atractiva.

Sin encerrarse en el circuito -a veces- limitado, y abriendo horizontes hacia otras influencias, hoy se encuentran trabajando y a punto de lanzar un nuevo material discográfico que complementará Ô Tulop (2011), Revelation (2015) y Retorno a Yatay (2018). Ugo Tyburczy, cantante de la banda, nos cuenta sobre el presente de Yataians.

¿De qué se trata el nuevo material de Yataians?

Nos dimos cuenta que no habíamos compartido hasta el momento tanto material dub con nuestro público. De nuestros anteriores discos habíamos tenido algunas versiones dub hechos por Ivi Lee (Nairobi) y nunca las habíamos publicado. Así que este año la idea fue sacar versiones dub de nuestro último disco, Retorno a Yatay. Lo bueno de eso es que son pistas que ya tenemos, entonces no hay tanto trabajo de post producción. Aunque vamos a sacar pronto temas nuevos, en este caso es más un concepto de compilado de versiones dubs hecho por nosotros y algunos maestros dub de la escena local. No está previsto que el nuevo disco salga en formato físico, la idea es que salga en las plataformas digitales por ahora.

No son la típica banda de reggae argentino. ¿Cómo se definirían y cómo encajan en la movida local?

Creo que cuando empezamos a tocar reggae no teníamos en cuenta para nada la escena y el sonido local. No conocíamos tanto el sonido argentino más allá de bandas como Sumo o Fidel Nadal. Cuando empezamos a tocar, realmente nuestro mundo era Jamaica, con bandas como The Ethiopians, Gladiators o The Wailers con Bob Marley y siempre fuimos muy influenciados por ese sonido. Después, como que nos dimos cuenta de dónde estábamos parados y empezamos a conocer músicos y bandas de acá que nos aceptaron muy bien y con los que compartimos muchas fechas. Así fuimos conociendo la escena y aprendiendo de ella. Pero bueno, siempre tuvimos nuestro sonido "jamaiquino", tocando y grabando como ellos, influenciados por los sonidos de principios de los '70. También fuimos muy bien recibidos por la escena rockera y la escena indie, compartiendo muchos conciertos con bandas de otros géneros.

Desde Ô Tulop hasta este nuevo disco, ¿cómo fue evolucionando el sonido, el estilo y el mensaje de la banda?

Respecto al sonido creo que fuimos probando distintas maneras de grabar, por ejemplo al principio era todos juntos en una sala y con una sola toma. Para el segundo y el tercero fueron más días de grabación, con más tiempo, los instrumentos por su parte. Es una evolución a nivel de sonido. En Jamaica hay muchos estilos, subgéneros, la cultura reggae es muy completa. Estuvimos aprendiendo dancehall, rub-a-dub, distintas maneras de tocar y de cantar, así que eso hizo que nuestro show sea más variado. Además, influenciados por la escena local, empezamos a componer en español, siendo un cambio notable en el estilo de la banda.



Personalmente creo que la bandas argentinas tienen que animarse más al inglés. ¿Qué diferencias notas técnicamente en el uso de uno y de otro idioma?

Creo que el 90% de la música reggae está grabada en inglés. Hay mucha variedad y el reggae jamaiquino, que es de donde proviene el estilo, se canta en inglés. Por ahí es más fácil aprender a tocarlo cantando en inglés. Está bueno lo que decís, por ahí las bandas de acá podrían animarse a cantar en inglés, no tener miedo a eso, no ponerse límites. Creo que es más difícil cantar reggae en español, porque hay menos canciones, no tiene tanto tiempo como el reggae en inglés. Hay buen reggae en español, pero también implica más trabajo porque hay que encontrar el buen flow en el idioma. Por ejemplo, el dub poetry es algo que no conozco acá en español. Hay muchos géneros que no se hicieron. Hay mucho trabajo por hacer, esa es la verdad, y pocos voluntarios (risas). 

Tocaron en el Lollapalooza, un festival que poco tiene que ver con el reggae. Viéndolo hoy, ¿piensan que construyó algo para la banda o simplemente fue una buena experiencia en un evento de tan grande magnitud?

No sé por qué acá en Argentina no hay reggae. Hasta en el Lollapalooza Chile tocaron bandas de reggae de acá. Es una locura eso. En la edición chilena hasta tienen un escenario sound system. La experiencia estuvo muy buena, en especial las enseñanzas que recibimos, todo lo que aprendimos en materia de organización. 

Después del boom del reggae en Argentina el público que se había masificado se diseminó un poco. ¿Qué oyente de esa ola creés que quedó enganchado con Yataians y por qué?

Creo que nosotros no conocimos mucho esa ola. Empezamos a tocar un poco después, cuando ya se estaba terminando. En ese entonces había mucha más movida. Nuestros oyentes vienen un poco de todos lados. Por ahí se encontraron con una banda de otro palo y a algunos les vino bien. Creo que nuestro público en gran parte está compuesto por gente que vino de esa ola. La realidad es que muchos integrantes de Yataians venimos de afuera y por eso no teníamos mucho acceso al material local. Después fuimos conociendo artistas como Dj Nelson, Nairobi, Stepping Stone, Human-I-Dub. Hay muchos amigos hoy en día con quienes compartimos mucho.

Fotos: Seudo Blanco

Publicar un comentario

0 Comentarios