A lo Kameleba: vuelve el león del interior


Por Emi Graffignano
@emigraffignano

Para quienes entramos al mundillo del reggae en los tempranos 2000, en nuestra plena adolescencia, y más aún para lo que nacimos y nos criamos en el interior del país, Kameleba fue mucho más que una banda. Estos mercedinos manejaban líricas punzantes y críticas que incentivaban nuestro latente "espíritu revolucionario" (típico de jóvenes quinceañeros que viven su mayor ápice de rebeldía). Ni hablar de sus potentes shows, siempre arriba, con una banda que pechaba a más no poder.

Además de ello, Kameleba era para nosotros el paisano que llegó. Que triunfó a donde sólo triunfaban las bandas de Buenos Aires por el hecho de haberse formado en la capital. Allí, el grupo se codeó y -con justicia- se posicionó como referente del género a nivel nacional sin nunca olvidarse de sus orígenes. Volvían y volvían al interior.

Sin embargo, como suele pasar con los ascensos vertiginosos, el descenso fue casi con la misma potencia. Si bien la banda se encargó de que nunca salieran a luz los reales motivos de la división (en parte, en un gesto celebrable, en especial desde aquellos que quedaron), Kameleba dejaba de existir y con ello parte de nuestra adolescencia.

Hoy, aquella "banda que aprieta", la que hacía que en aquellos shows de Comedor Universitario de la Universidad Nacional de Córdoba se te "cayera el pelo" (NdR: modismo cordobés), decidió volver sin su carismático frontman pero dispuestos a que ello no sea un obstáculo. Los antecedentes son favorables. El caso paradigmático de Los Pericos está latente desde que la característica voz del Bahiano hecho a andar su propio camino y el guitarrista Juanchi Baleirón tomó el puesto y junto con la banda reinventaron el espíritu perico. 

En este caso, el alma del león está intacto. Jorge Pepo Reynoso, guitarrista de aquella primera formación, toma las riendas de Kameleba y habla con Revista Cool Ruler sobre esta esperada refundación.

¿Cómo se gestó el regreso de Kameleba?

Kameleba fue una banda que se separó en tres grupos, y nosotros, que quedamos, la banda, seguimos tocando siempre juntos. En el camino hicimos un disco donde nos dimos el gusto de hacer la música que nos gustaba, que tal vez no era nuestro género fuerte, pero que nos sumó muchísimo para crecer musicalmente y tal vez para sanar muchas cosas del pasado. Por eso es que con el tiempo seguimos tocando junto a Lionel Folch, Sergio Barroso, Cristian Gerardi, y se sumó gente nueva. Y la verdad es que sonaba muy Kameleba, como siempre ¿no? Siempre compusimos de esta manera. Así que básicamente la música, este sonido Kameleba, fue el que nos convenció para volver bajo ese nombre. Creo que fue eso. No fue ni premeditado, ni pensado, ni muy manipulado. Somos una fábrica de música y eso es lo que nos guía.


Supieron alcanzar un éxito enorme y poco común para las bandas del interior (por las dificultades que todos los del interior conocemos) ¿Parten de esa línea o el desafío pasa por una refundación de la banda?

Al momento de separarnos éramos una banda que estaba muy bien. Hoy en día tratamos de regresar de la misma manera. Si bien han cambiado los integrantes, nosotros nos sentimos en el mismo lugar. Más allá de la convocatoria, o de si las posibilidades son distintas, o de si la gente le gusta más o menos. Nos sentimos con mucho más crecimiento encima, más responsabilidad y con lo que significa esta refundación que es básicamente cambiar sustancialmente bases de este proyecto, pero que sigue teniendo el mismo espíritu. 

La formación tiene varios miembros originales, pero todo cambio de frontman implica cierto recelo en el público. ¿Cómo encaran esta nueva etapa bajo esta perspectiva?

Creo que hoy en día estamos viviendo un gran cambio social donde lo importante es saber adaptarse a los cambios, a nuevas ideas, nuevas posibilidades y nuevas formas. Entonces creo que se trata de eso. De un cambio. Somos una banda y siempre trabajamos de esa manera. Fue difícil encontrarnos con eso desarmado, pero trabajamos más de tres años duramente para fortalecer la banda que siempre fuimos y que queremos. 

Lanzaron dos singles anticipando un nuevo disco. ¿De qué se va a tratar El Presente Que Soñamos?

Este nuevo álbum se llama así por el hoy. No tiene que ver con el futuro, sino con el presente que soñamos hace mucho tiempo, que va más allá de las personas. Habla de Kameleba, de un presente que nos trasciende y hay que llevarlo más adelante. Es más fuerte que nosotros y lo tomamos de esa manera. Somos una banda consolidada, con un sonido potente y fuerte. Creo que eso es El Presente Que Soñamos. Algo más allá de las voces y los egos de todos los artistas.

Para los que vayan a los shows, ¿se encontrarán también con los clásicos de Kameleba o hay alguna limitación por el tema derechos?

El 24 de mayo volvemos a Niceto, donde vamos a tratar de reflejar todo lo que Kameleba dio y tiene para dar. Si bien vamos a tener un show con muchos clásicos también hacemos hincapié en lo nuevo. Espero que la gente lo pueda valorar, entender y disfrutar. Todavía no tenemos más fechas armadas pero se viene Kameleba por mucho más tiempo, con mucha más música, muchos más discos. Lo digo orgullosamente, confiado y contento, porque lo que nos hace fuertes es que salimos con mucha alegría. Creo que la gente lo va a recibir bien. Van a ser shows potentes "a lo Kameleba".

Publicar un comentario

0 Comentarios