Un cóctel llamado Gaspar OM


Por Santi Herrera / @SantisHerr

Corría el año 2000 y la Cumbia, género musical más popular de Latinoamérica, explotaba de manera inédita en nuestro país. Se abría una época, un nuevo paradigma cultural signado por la explosión masiva de la cultura popular de los barrios marginales del Conurbano Bonaerense. Las clases medias y altas de la Argentina viraron hacia un ritmo que, hasta hacía poco tiempo, estaba reservado exclusivamente para las clases bajas. 

Por esos días Fidel Nadal, quien daba sus primeros pasos como solista, forjaba amistad con el que sería el rey de la Cumbia en Argentina hasta nuestros días, el gran Pablo Lescano, para grabar una de las primeras “Cumbia Reggae” en nuestro país. Vamos a Robar de Cabeza Negra, disco debut de Fidel como solista, abrió las puertas del Reggae a la Cumbia, no sin antes recibir un puñado de críticas no muy bien intencionadas por parte del sector más ortodoxo y conservador del Reggae de aquel entonces. 

De ese “carnaval a contramano” surgieron, años más tarde, infinidad de artistas que comenzaron a vincular ritmos colombianos y jamaiquinos en iguales proporciones, para más tarde fusionarlos con estilos como el Hip Hop y otros más relacionados a lo electrónico. Uno de esos casos es el de Gaspar Ortiz Maldonado (a.k.a. Gaspar OM), quien con su viejo grupo de amigos de la Escuela Nacional de Música “Juan Pedro Esnaola” formó Los Umbanda, banda que durante dos décadas hizo de la fusión entre el Reggae, la Cumbia y otros estilos un estandarte, una manera de vivir, de contar y de sentir la música. Hoy, en plan solista y con un disco sobre sus espaldas (KillOMbo!, editado en 2013), Gaspar OM reparte su tiempo entre Superloop, su estudio de grabación, y las sesiones para lo que será Mistikarnaval, su segundo álbum. Auténtico, espontáneo y sin caretas, como aquel Reggae de los ’70 y aquella Cumbia que deslumbró a comienzos de los 2000, Gaspar OM se prestó a charlar con la Cool Ruler sobre su pasado, presente y pasado. Check

¿Crees que el género aún no se puede despegar del estereotipo jamaiquino? ¿Crees que el reggae argentino tiene alguna discusión para darse? 

Creo que la escena está mutando, creciendo. También depurándose porque ya pasó "la moda del Reggae", entonces los que quedan son los que aman el género profundamente. Están sonando artistas diferentes que se despegan del estereotipo y hacen cosas originales y trascendentes. Creo que ese es el desafío ahora, dejar de copiar a los que copian y desarrollar su propio sonido y mensaje. Para mí si el Reggae no es realmente combativo y rebelde, no es Reggae. La mayoría de las bandas aún suenan todas iguales, imitando al artista de moda y alejándose del rock, que es un componente que no puede faltar en el reggae.

Leé la nota gratis y completa haciendo click acá.

Publicar un comentario

0 Comentarios