"Hago 28 horas de reggae, porque 24 no me alcanzan"


Por Emma Roots
Colaboración: Teo Becerra

Si tuviésemos que armar un equipo de artistas definiendo en un pan y queso, seguramente Perfect Giddimani sería uno de los primeros en salir a la cancha. ¿Por qué así? Porque es un artista que riddim que toca riddim deja muy pero muy chiquitito y le mete el pecho a lo que venga. Con varios años de carrera y una pesada mochila cargada de éxitos, te presentamos a este virtuoso cantante jamaiquino que lleva la bandera del Bobo Shanti a flor de piel. Aprovechando el lanzamiento de su último trabajo discográfico Reggae Farm Work, bajo la producción de los franceses de Irie Ites Records, charlamos un rato con él. Zeeeeeeen! 

¿Quién es Perfect Giddimani? 

Soy un rastafari, padre y artista que nació en St. Ann, Jamaica, en un pequeño pueblo ubicado en las colinas llamado Bamboo. También soy el más pequeño de una familia chica de sólo dos hermanos y una hermana. Crecí como cualquier campesino que trabajaba en la granja los sábados, iba a la iglesia los domingos y a la escuela los lunes. No fue fácil sin embargo crecer allí, pero estábamos satisfechos con las pequeñas cosas que logramos tener a lo largo de los años. 

¿Te encontraste con la música o la música te encontró? 

Ambas. Debo decir que nos encontramos mutuamente. La música me llamaba y yo siempre respondía: “yes, yes, yes”!

Leé gratis la nota completa haciendo click acá.


Publicar un comentario

0 Comentarios