Tiempos de repatriación


Por Emma Roots

Dennis Thomas, más conocido como King Kong, es un representante fiel del sonido de los 80s en Jamaica. Radicado hace casi 10 años en Etiopía, vuelve al ruedo con un nuevo disco bajo el brazo titulado Repatriation, en combinación con los reconocidos productores franceses de Irie Ites. Una linda joyita digna de la baba de los amantes de la digital era y del rub a dub. Este peso pesado de la época gloriosa del dancehall que grabó con productores de la talla de King Tubby, Bunny Lee y King Jammy, se tomó unos minutos para charlar con la Revista Cool Ruler.

¿Cuáles son tus recuerdos más tempranos con la música?

El primer recuerdo que tengo con la música se remonta a la época en la que comenzaba a ir a la escuela. A eso de los seis años, cada vez que finalizaba el año escolar se hacía algún evento y yo siempre respondía para entretener a mis compañeros. Bailaba, cantaba, hacía esto o lo otro y cuando decían "hey Big Nose Dennis" (NdR: así lo llamaban sus amigos por entonces), Big nose Dennis sonaba en el salón.

A los 13 años dejé la escuela, porque me hicieron repetir un año. No me sentía muy bien haciendo exámenes así que me dieron un año más para ver si se producía un milagro, pero ese milagro nunca llegó, así que me puse a caminar la calle. En aquel entonces cantaba y tocaba un jukebox, porque en esa época no conseguía entrar a los bailes. En 1974 solía hacer algunos conciertos a la italiana con un tipo de Virgin llamado Dirk Douglas, quien solía trabajar con Coxsone, y fue él quien me descubrió en aquel tiempo, ya que solía organizar shows de talentos por todos lados. Cuando me descubrió, también descubrió por aquel entonces a Nadine Sutherland, quien creo que había ganado un show de talentos en el que nos presentamos. También había un joven talento llamado Arius Martin con quien solíamos hacer audiciones y grabar juntos en el estudio. Buenas épocas aquellas. Eran puros sueños y también acostumbraba a recortar las figuras de los artistas que aparecían en las revistas. Recortaba las imágenes de todos y cada uno de los artistas que me gustaban.

¿Qué música escuchabas en aquel entonces?

Qué música escuchaba en aquel entonces…wow, ¡me encantaba Tom Jones! ese tipo de música ¿sabés? (NdR: aquí hace una pausa y canta las primeras líneas de Green, Green Grass of Home de Tom Jones). También estaba Jimmy Reed, Brook Benton. Todos viejos clásicos. Algunos nombres no recuerdo, pero escuchaba mucho este tipo de música. Algunas veces venían canciones a mí y simplemente me ponía a cantar. Escuchaba todo tipo de música, Blues, Jazz, R&B, Soul. Luther Vandross era mi favorito en lo suyo, Diana Ross es mi favorita en lo suyo también, y cosas así. 

Por otro lado, escuchaba mucho a Dennis Brown, Dennis Alcapone, a todos los Dennis. Todos los Dennis eran yo mismo cuando cantaba. Amaba a Dennis Brown, cantaba todas sus canciones y me salían iguales, realmente. También Delroy Wilson, Toots, Clarendonians. Una canción que escuchaba mucho era Simmer Down. En aquel entonces no sabía quién era Bob Marley, pero la canción me gustaba muchísimo. Siempre la escuchaba. 

¿Qué fue lo que te motivó para adentrarte en el mundo de la música?

Creo que la música está realmente dentro de mí. Es un don que me ha dado Dios. Es una fuerza que llega a mí y emana de mí. Es algo natural. Todo se trata de la melodía, luego las letras vienen solas. 

¿Cómo ingresaste a la escena del Reggae?

Después de que comencé a cantar, no recuerdo bien cuando fue, pero fue en algún lugar, decidí armar una banda, así que comencé a buscar artistas y cantantes. Recuerdo que había un chico a quien llamábamos Roco, también estaba otro a quien llamábamos Rumpie. No recuerdo bien su nombre. A veces no sabemos los nombres simplemente conocemos sus apodos. Luego estaba ese muchacho llamado Masha. Había cuatro en el grupo, sí; y solíamos juntarnos a ensayar cada mañana cerca del río, y también al atardecer. Así fue que comenzó todo. También pude formar parte del grupo Culture, ¿sabías?, porque tengo un sonido, la misma vibra (NdR: aquí hace una pausa y canta una estrofa de Two Sevens Clash de Culture, y es increíble la semejanza con Joseph Hill) y conocía las canciones de memoria porque las escuchaba. Lo mismo me pasó con Burning Spear, con una canción que cantaba y que sentía que era mía, y cantábamos esa canción a orillas del río (NdR: Man Over The Hill).

Esa fue la entrada, y Derrik Morgan fue “el hombre”, porque me presentaba a las audiciones y lo imitaba. Recuerdo también una canción que sonaba en aquellos tiempos que decía “a long time me a sing, and I sing no  hit” (Roman Steward, Sing a Hit Song) y yo la transformaba y le daba un aspecto más farmer, más a lo cotidiano. Era una canción del campo, del trabajo duro, pero mi grupo nunca estuvo interesado en que yo la cante. A partir de allí me dediqué a cantar solo, porque no querían que sea el vocalista principal de la banda. Aún si mucha gente me alentaba y me decía que era una gran canción, incluido Derrick Morgan


¿Quiénes son aquellos que te ayudaron a formarte como artista?

Primero te voy a contar de aquellos que no estaban en mi mente, pero se transformaron en personas primordiales. Te voy a hablar de este gran y honorable hombre llamado Robert Nesta Marley. Algunos lo llaman TeSIP, otros lo llaman The Gong, otros lo llaman The Revolutionary

Junior Barley, a quien conocí en GP (General Penitenciary) cuando era joven me ayudó mucho, si no fuese por él tal vez nunca hubiese saltado la cerca.También Tenor Saw. Yo ya cantaba antes de conocerlo, había hecho algunas cosas y era un artista en ascenso. Pero simplemente estaba haciendo un freestyle sobre una pista, Tubby lo escuchó y me comentó que tenía una similitud con él, y me dije: "¿Qué? ¿Sueno como Tenor Saw?". Nunca lo había escuchado. Era mi estilo propio. Quedé impresionado por lo que me dijo. Bob Marley, King Tubby, Junior Barley, Tenor Saw. Ellos fueron a quienes no tenía en mente en los inicios de mi carrera como artista. 
Y entre aquella gente que tenía en mente, que me inspiró sin duda, puedo nombrarte a Derrick Morgan, quien me dijo: “¿Cómo que no sos cantante principal de una banda? ¡ellos no te quieren como cantante y vos no los necesitas! ¡Con esa voz que tenés! ¡Sos muy bueno!”. Él me dio un gran empujón, dejé la banda y comencé a cantar solo. Dennis Brown fue mi mayor logro en la música. Fue mi guía, desde pequeño. Leroy Smart también fue una gran influencia, solía imitarlo mucho. Burning Spear. Simplemente lo amo. Dennis Alcapone también. Escuela. 

Y después están los clásicos. Tom Jones es mi daddy, amo a Tom Jones y los clásicos de siempre como James Reed. Mi padre era un amante de la música. En casa había un equipo de música y sonaban cajas y cajas de discos. Bailábamos y cantábamos hasta que nos cansábamos. Éramos pura alegría. Nos divertíamos mucho. Mi padre fue una de mis primeras influencias. Mi viejo, sí. Elijah Thomas. Ebinezer Elijah Thomas. Original King Kong. Debo decir que él fue mi mentor, porque escuchaba música desde que se levantaba, mientras trabajaba y hasta la hora de irnos a dormir. Y durante los fines de semana bailábamos y cantábamos en casa todo el tiempo. Bromeábamos mucho y así nos divertíamos. 

El primer selector que conocí se llamaba Sky Juice, y cuando lo escuchábamos terminábamos todos transpirados de tanto bailar. Recuerdo que mi padre me decía (NdR: imita la voz de su padre enojado): “Estos son cantantes, no como vos, que no vas a la escuela, que te la pasas en la calle, que no sabe leer. ¿Sabes donde terminan los tipos como vos?" (risas). Luego de varios años fue a visitarme y no podía creer lo que había logrado. Entonces me dijo: “Dennis, estoy orgulloso de vos”. (risas). Si, definitivamente fue él quien le dio forma a mi vida musical. 

¿Qué representan para vos artistas como Tenor Saw y Nitty Gritty?

Con Nitty Gritty debo decir que no tenía muy buena relación. Grabamos algunas cosas juntos, pero nunca llegamos a ser amigos. Tenía algunos comportamientos que no me gustaban y que a fin de cuentas marcaron nuestra relación. Nunca me gustó él. Con Tenor Saw teníamos una relación de hermanos. Es mi sangre. No hicimos buenas migas cuando nos conocimos, pero después de un tiempo nos volvimos muy unidos. Hicimos muchos trabajos juntos en Estados Unidos y terminamos muy unidos. Tenor tenía un gran corazón. 

¿De qué manera ves hoy la música en general y al reggae en particular?

La música como el reggae siempre será revolucionaria. Será revolucionaria como el ska, como el rocksteady. Será revolucionaria como el reggae roots, como el dancehall. En el dancehall hay algo revolucionario que te lleva hacia un tono de la música, es como la sombra del reggae. El dancehall hoy parece que te da un beat pero es un tono, que luego de escucharlo varias veces te da una señal que afecta un poco los nervios. Se vuelve un sonido incomprensible y después de un tiempo no lo querés escuchar más. Definitivamente no querés más ese sonido en tu cabeza. ¡Sensor in your brain!.

Digamos que es música en un nivel diferente. La nueva generación tiene ese sensor en su cerebro que es muy afilado y detectan cualquier sonido porque siempre están buscando experimentar. Por eso ellos buscan ese sonido y les encanta, ¿viste?. Tal vez hace 15 años atrás veías a la gente que iba a los shows a escuchar reggae roots, steppa, dancehall, culture, o iba a las fiestas. Hoy es diferente. Pero es música, y la música cambia en tiempos revolucionarios. 

Lo realmente peligroso no es el beat que cambia en los tiempos revolucionarios sino el contenido de las letras lo que realmente fluye fuera de este movimiento. Pero si lo escuchás con sentido, con un sensor, escuchas lo que pasa en Jamaica. Este es mi estudio como filósofo.  Un estudio que muestra a Jamaica como un grupo de gente guerrera, a quienes les encanta estar en ese rol de guerreros, a quienes les encanta ser policías, o estar al mando de un grupo, o una tropa. Son una tribu de personas. Su mentalidad, su manera de ser, sus ideas. Todo se trata de eso. Esta gente es como yo, nos encanta la excitación. Muchos te van a decir que no, pero a la sociedad jamaiquina en general les gusta esta excitación. Nuestra cultura es así. 

Si la música suena y ellos son felices van a levantar sus manos, van a apaludir, y si alguno porta un arma y es feliz con la música va a disparar su arma al aire porque se siente bien. Y no va a lastimar a nadie y tampoco quiere hacerlo. Es su manera de responder a esa felicidad. En España, en Cuba, en Venezuela, incluso en África, o donde sea, la gente dispara sus armas al aire porque están felices. No tiene que ver con la violencia. Pero, como te decía, ésta música jamaiquina, este dancehall es muy escuchado por las nuevas generaciones, más que cualquier otra música. Entonces cuando uno escucha esta música debe hacerlo con el sentido que tiene para determinada sociedad y tener en cuenta cual es la realidad de la sociedad en donde esto se produce. Porque si lo querés meter a la fuerza en otra sociedad te van a decir que es algo normal, violento. Pero no es violento, es como cuando cantas en un dubplate y decís: "killing vibes o murder sound”. No es violencia, es una jerga. Literalmente no estás matando a nadie. Por eso cuando lo escuchás y no sabes nada acerca de lo que sucede, pensás que todo tiene que ver con la violencia. Por eso hay que entender las letras con el sentido que tiene desde su origen. En algunos ambientes adquiere sentido porque se refleja lo que es necesario. El dancheall jamaiquino, el slack, las armas, la violencia y las drogas son una cosa para Jamaica. Y si estás en Brooklyn y escuchás de armas, de gangsters y de violencia es para aquellos que están en Brooklyn, otra cosa. 

Es una música que define el lugar en donde se realiza. Es una generación a la que no pueden parar. Es así. Los músicos la hacen, las grandes estaciones de radio la reproducen, los productores la graban y las grandes compañías gastan toneladas de dinero en giras de artistas de dancehall. 

¿Creés que el Reggae es un arma de construcción masiva?

El reggae es consciencia. Es un sonido consciente y revolucionario. Ilumina a la gente acerca de lo que está sucediendo. Es un medio instantáneo. Un medio del detrás de escena. Eso es lo que es el reggae. Es lo que Dios usa para hacer llegar su mensaje.  A veces, te enterás de cosas que suceden en el ghetto y que no sabés que suceden. Entonces un deejay lo pone en su boca y así te enterás de las cosas que pasan y que se viven. Entonces sí, el reggae es un medio en sí mismo que lleva un mensaje, y cuando lo escuchás te gusta lo que escuchás, pero también te gusta la historia, porque es lo que llega. Y tal vez después de un tiempo te enteras en las noticias lo mismo que te cantaba aquel deejay.

El mensaje correcto llega siempre y cuando sea la gente justa quien se encargue de transmitirlo. Bob Marley fue uno de ellos, fue quien se encargó de transmitir ese mensaje, de unir a la gente, de abrir las mentes, de cambiar las mentalidades, de darle una esencia diferente a las cosas. Esto es peligroso para todos aquellos que no quieren esto, quienes no quieren que la gente se una, que la gente piense. Eso es el Reggae, eso es lo que genera. No hay dudas entonces que el reggae es un arma de construcción masiva.

¿Para quién cantas?

Bueno, me gustaría decir que canto para Dios, ¿sabés?. Me encantaría decir eso. Pero hay canciones que uno canta con pasión, que realmente salen desde dentro de uno mismo. Entonces me gustaría decir que canto para mí, tratando de llegar a la gente, de impresionarla, claro. Trato de probarme a mí mismo y ante mí mismo. Si te gusta hacía donde voy está bien, mejor así. Quisiera decir que canto para Dios porque soy un tipo optimista y todo eso, pero canto para mí porque a veces hay cosas que no hago bien y me gusta escucharme cantando mi canción. Posicionarme en mi cabeza cantando mi canción.

No hay comentarios:

Revista Cool Ruler - 2016 - Todos los derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.