Colisión de planetas


Por Daniel Ceballos
@Quemandoelmarte

Martino Gesualdi es uno de los trombonistas más importantes que dio la Argentina. Dejó su sello en bandas como Los Cafres, Nonpalidece, Un Kuartito, Los Fabulosos Cadillacs, Karamelo Santo, y además es fundador de Cuatro Varas y Dancing Mood (junto a Hugo Lobo). Por el lado del rock, Callejeros y La Beriso figuran en su curriculum, entre otras tantas bandas. En esta colisión de planetas, se juntó con Sergio Colombo, otro prócer de los vientos del reggae nacional, para darle forma a Choque Cósmico, un disco que resume 20 años de amistad y afinidad por el reggae, el ska y el funk.

Disco recomendado por donde se lo quiera mirar, la fineza y prolijidad puesta al servicio de estos fenómenos de los bronces, que se dieron el gusto de invitar a otros monstruos como Hugo Lobo y Willy Rangone, además de músicos amigos de su ciudad de origen: Necochea. Revista Cool Ruler, mano a mano con Martino.

Tocaste prácticamente en todas las bandas importantes de reggae en Argentina de las últimas dos décadas

Hace muchos años venimos haciendo música. Soy de Necochea y vine a Buenos Aires en el año 96. Toco desde pequeño, arranque cuando tenía seis años, pero desde que vine acá a los 18 años no he parado, estoy muy contento de lo que vengo haciendo.

De esos 22 años, hace 20 que lo conoces a Sergio

Y sí, porque ya en el 98 empezamos a compartir juntos algunos laburos y algunas grabaciones. Por ejemplo el disco Espejitos de Los Cafres fue el primer trabajo que hicimos juntos. Luego grabamos con 2 Minutos, y después de eso empezamos con Dancing Mood, que fue donde más tiempo compartimos desde el 2000 hasta el 2007 (NdR: Año en el que Sergio Colombo dejó el grupo). De todas maneras, siempre compartimos laburos en todo ese proceso, con Callejeros, Ojos Locos y varias bandas más. Y con La Beriso, que fue lo que nos volvió a encontrar hace un par de años, cuando tocaron en el Estadio Único de La Plata. Ahí volvimos a tocar ya que hacia un par de años que no tocábamos juntos. De eso surgió la idea, ya que teníamos mucha afinidad musical y personal por supuesto. En lo musical nos llevamos muy bien, y en esas esperas de camarín, entre la prueba de sonido y el show, nos pusimos a tocar y tirar melodías, pensamos que podíamos hacer un disco y lo terminamos haciendo. Nos pusimos a laburar mucho, hicimos un plan de trabajo, nos juntamos en mi casa a la tarde mientras él dejaba a su hijo en el colegio y yo al mío en el jardín, aprovechamos esas tres horas unos meses para ponernos a componer. Para mí fue una experiencia muy buena porque nunca había compuesto así tantas canciones y tantas melodías, tantas cosas que fueron saliendo. La verdad es que fue una experiencia muy enriquecedora, estoy muy contento que le pudimos dar forma y salió el disco. Además, invitamos a un montón de amigos a tocar y a trabajar en el proyecto. Después nos dieron ganas de tocarlo en vivo, desde diciembre venimos haciendo varias presentaciones, y por suerte va muy bien en lo musical, hay mucha afinidad con los músicos con los que estamos tocando y el público responde bien.

No es común un disco instrumental, en nuestro género, que no sea netamente ska. Acá predomina el roots, el funk y suenan algunos otros matices 

Hay roots, hay ska y también hay funk. Es un poco más variado, pero por supuesto que el reggae está muy presente. Nos la jugamos en hacer otra cosa que no veníamos haciendo. Yo igualmente con cuatro bandas vengo haciendo funk, pero son muchos años que toco ska y reggae. Nos dimos el gusto de hacer un par de funks que quedaron muy buenos, aparte hicimos las melodías y tuvimos un arreglador musical, Lolo Micucci, que lo arregló para seis caños.

Son todos temas de ustedes, ¿los tenían de antes o los compusieron juntos?

Había lagunas melodías por ahí que teníamos de antes, pero nos juntamos a componer desde cero, nos juntamos a tirar ideas, a cantar y tocar el piano, escuchar música como disparadores cuando no se nos ocurría nada. De cero hicimos todas esas canciones juntos, laburamos juntos desde el comienzo.

Ustedes vienen tocando con bandas importantísimas, músicos de altísimo renombre, como el Indio Solari, Nonpalidece o La Beriso. Imagino que cuando encararon este disco le pusieron otras expectativas, no tan comerciales. ¿Que quisieron conseguir?

Expectativa comercial cero, somos de madera con eso. Las cosas van surgiendo, se van dando. Por suerte los dos tenemos mucho laburo. Yo toco con Dancing desde el comienzo, con Cuatro Varas que es un proyecto mío, junto con mis compañeros. Con La Beriso sólo toco cuando hay shows grandes, participo en la sección de vientos. Sergio también tiene sus proyectos y toca mucho. La verdad no necesitábamos hacer este disco para salir a laburar, lo hicimos porque queríamos hacerlo, nos dio una mano Juncos, que es el sello de Nonpa para editarlo y hacer las copias, pero es todo independiente, la bancamos nosotros, pusimos la guita, porque la música nos ha dado más de lo que merecemos. Entonces no hay un objetivo comercial, pero las cosas se van dando porque estamos tocando y las cosas salen bien, podemos bancar la banda, las fechas y los que vienen a laburar vienen contentos, y eso nos pone bien, lo que se vaya dando va a estar bien, no había un diagrama de la salida del disco y toda esa movida que como cuando uno lo hace con una compañía, que tiene toda esa grilla, en este caso es mucho más relajado.

Tiene otro valor eso también, hacerlo por la amistad que los une

Nosotros estamos más que agradecidos con todo lo que nos pasa. Grabar a mí me encanta, y más en este caso en un disco con canciones propias Es una inversión desde lo espiritual, y eso es lo que más garpa de todo, lo que venga después seguro va a estar bien, los invitados hicieron un gran aporte a la causa también.

No hay comentarios:

Revista Cool Ruler - 2016 - Todos los derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.