El disco y el reggae: hermanos del groove


Por Emi Graffignano / @graffignano

Poco hemos ahondado en Revista Cool Ruler sobre otros géneros que no estén directamente emparentados con el reggae. Sin embargo, la Black Music tiene un árbol genealógico tan vasto como rico en sonidos grooveros y ese ADN está presente en mayor o menor medida entre estos primos musicales. Es así que las mezclas van dando lugar a nuevos subgéneros, primos de primos, que combinan lo mejor de uno y otro para formar sonidos extraordinarios, tales como las alquimias que producían los primeros Djs de los 70s. 

 Este es el caso del híbrido surgido entre el reggae y el disco. Es decir, dos sonidos tan antagónicos en lo ideológico pero tan similares en lo musical. Uno, representante de la lucha social, la religión rastafari, el panafricanismo y la herencia africana; el otro, sinónimo de lujos, extravagancia, delirio, sexualidad, "saturday night fever", la Babylon misma. Sin embargo, también hay conceptos compartidos en los que no ahondaré porque estaríamos horas mencionando adjetivos comunes. Lo importante, claro, es la música. 

Existe entonces esta fusión entre dos géneros que, por citar un caso, serían además piedras fundacionales de culturas como la del hip hop. El disco reggae no hace otra cosa más que fusionar la sensualidad del disco con la cadencia del reggae, unidos por un lazo de sangre común: el groove. Una obra que resume esta unión es Hustle!, una producción de Soul Jazz Records que traslada el espíritu de los nightclubs del Bronx a los dancefloors de Kingston y los barrios bajos de Londres. Estilo por demás. Así es que artistas como Blood Sisters, Derrick Laro & Trinity, Latisha, Black Harmony, Family Choice, Xanadu & Sweet Lady, Carol Cool y One Blood toman el lugar de exponentes del disco como Anita Ward, Chaka Khan, Michael Jackson, Jeam Carn, The Whispers, Sugarhill Gang, Diana Ross y William De Vaughn. A toda esta receta le sumamos unos pasajes de dub, un bajo muy al frente, un poco de reverb y listo, fuego puro. 

Otras bandas han hecho al menos guiños a este subgénero, tales los casos de Black Uhuru, Toots & The Maytals y Dillinger, quizás uno de los exponentes más claros de la movida. Reggae y disco, dos estilos potentes que se juntan para explotar los soundsystems.


Blood Sisters - Ring My Bell


No hay comentarios:

Revista Cool Ruler - 2016 - Todos los derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.