Reggae para una sola raza


Por Emma Roots 

Soy de esas personas que se llevan bien con la tecnología, pero solamente bien. Tengo una suerte de escepticismo a esa omnipotencia de la pantalla ya que muchas veces condicionan momentos de lucidez. Piense sino usted en un puñado de bichos y un sol de noche. Después, 2 + 2 es igual a 4. En fin; en uno de esos periplos de red social, el destino quiso que me pusiera a compartir unas palabras con Antonio Ginocchio, más conocido como Anen; hermano peruano de corazón puro, que comparte la dicha del Reggae y lo materializa en el más bello de los lenguajes. En algunas líneas, disfrutamos de un buen momento con un excelente portavoz del roots latinoamericano. Enjoy. 

¿Cómo y cuándo nace tu amor por el Reggae? 

Mi amor por el reggae nace desde que el estilo me escogió, el primer contacto que tuve con el género en los ochenta aproximadamente, con un cassette de Peter Tosh, "Legalize It". Me dejó pensativo y aun en ese momento no entendía que ya estaba formando parte de esta raza y del mensaje. 

Para quienes conectamos con este género y sentimos a flor de piel la cultura del Reggae, el viaje a la meca jamaiquina es una materia pendiente que no siempre se materializa. ¿Cuál fue el desencadenante que te llevó a la isla y cómo fue tu experiencia allí? 

Yo creo que lo que se anhela se materializa. En los comienzos de compositor hice una canción llamada "La isla del mas allá", refiriéndome a Jamaica, en la cual le cantaba con mucho amor y decía en una parte de la letra: “Y no me podré morir si es que a Jamaica yo no puedo ir”. Era parte de mi plan y tenía que acontecer. Cuando se dio en el año 1994, ya estaba materializado a lo cual le venía cantando durante tanto tiempo.

Leé la entrevista completa haciendo click acá.

No hay comentarios:

Revista Cool Ruler - 2016 - Todos los derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.