Saber agradecer

La historia los coloca en el podio de las bandas más importantes y trascendentes del Reggae Nacional. Embajadores de la música argentina en el mundo, siguen repasando el caudaloso material recopilado en más de 25 años de trayectoria. Guillermo Bonetto es la voz y líder de Los Cafres, y uno de los íconos del movimiento. Siempre crítico y perfeccionista, desde el primer disco ya contradecía a los deadlocks y la pulserita verde, amarilla y roja. No le cantó a Jah y no compró el mensaje que venía estampado en la remera. Su arma fue la música, siempre rozando la impecabilidad, la delicadeza y lírica precisa. 


Por Daniel Ceballos / @Quemandoelmarte

Se llevaron el premio PelaGatos como mejor banda argentina. Suma una copa más para la vitrina, ¿le dan bola a los premios? 

Tampoco hemos recibido muchísimos, pero sí algunos muy importantes y nominaciones importantes, como los Grammys. Pero no le damos mucha bola, no estamos pendientes de eso. Depende si es de los fans o es de colegas. En un momento la Rolling Stone hizo una votación basada en discos de Reggae y formada por músicos y productores. Solemos ser más jodidos los colegas entre nosotros, y es gratificante, salió como mejor disco “Instinto”, quince años tarde igual llegó el reconocimiento. 

Después de 25 años de trayectoria ¿cómo hacen para mantener la banda vigente? 

Lo importante es lo que hay atrás de la banda, el motor que la mantiene en movimiento, que es una luz, las ganas, la seriedad con lo que lo tomamos y la frescura con lo que lo llevamos a cabo. Si se acartona, si se carga de toda la responsabilidad, que por otro lado si la tiene, se puede poner muy oscuro, muy choto, pero por suerte no, mantenemos la parte lúdica muy fresca y viva. No sé porqué, pero por suerte nos pasa. Nos gusta mucho jugar con la música y ese juego se transforma en algo muy serio.

Y esa seriedad se ve reflejada en la música que hacen, imagino que es lo que los mantiene vigentes, que no es fácil de conseguir.

La verdad que no sé. Viendo desde los costados me doy cuenta que es muy complicada. Por dentro hemos tenido de todo pero también llegamos a un punto en el que sabemos que tenemos mucha suerte de vivir lo que estamos viviendo y por estar juntos, por estar entre nosotros disfrutando de nuestras singularidades, de nuestro talento mutuo, hay un granito de arena muy muy grande, más bien una roca, que es esto de valorar, de valorar el lugar de cada uno y la fortuna que uno tiene de estar rodeado de gente tan hermosa, de buen humor. Las vicisitudes de la vida del músico son muchas y si no lo encarás de buen humor puede ser feo, muy desagradable. De movida uno se va de gira y se la pasa lejos de su casa. Vos querés estar con tus hijos. Viajar es lindo y todo, pero no nos vamos de vacaciones, vamos a cumplir metas con horarios que no son los ideales, los productores compran los pasajes más baratos posibles, y es lógico, tenés una seguidilla de shows en lugares diferentes y tenés que viajar a la madrugada… y te acostaste a la madrugada. Si eso no está bien contenido por un buen grupo humano potable se puede poner feo. Pensá que terminamos muy seguido durmiendo en el piso de los aeropuertos. Pasa y lo vamos a seguir haciendo.

Leé la nota completa haciendo click acá.


No hay comentarios:

Revista Cool Ruler - 2016 - Todos los derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.